“Ser diferente es algo común”
FEIV NEPTUNO
FEIV NEPTUNO




Jornada sobre la Ley LISMI Responsabilidad social y posicionamiento empresarial
05/10/2012 Sodexo y Garrigues abordan medidas para cumplir la Ley LISMI al mismo tiempo que se mejora la RSC.

Con la idea de destacar la conexión entre el aspecto legal del cumplimiento de la Ley LISMI y la responsabilidad social y los beneficios para empleados, Oscar Massó, director de Marketing y Comunicación de Sodexo, iniciaba el turno de ponencias de la Jornada y presentaba este espacio. Un espacio abierto para reflexionar e intercambiar ideas, opiniones y experiencias profesionales sobre las tendencias en medidas de integración social de personal discapacitado, tal y como Massó lo ha definido, "se trata de unir los compromisos ya adquiridos con los empleados de regalos de Navidad con el cumplimiento de medidas alternativas que recoge la Ley LISMI y, yendo más allá de la parte administrativa, formalizando y comunicando un compromiso social a toda la plantilla".

Para ello, Sodexo ha planteado el encuentro desde dos puntos de vista. Por un lado, la estructura legal de LISMI, y el funcionamiento de un Centro Especial de Empleo (proveedor de este tipo de ayudas). La base legal ha recaído sobre la figura de Fernando Cano, asociado senior del departamento laboral de Garrigues. Fernando Cano ha centrado su exposición en el desarrollo legal de LISMI; los detalles de la obligación de reservar el 2% de la plantilla para trabajadores con discapacidad; los puntos relevantes de la excepcionalidad y las medidas alternativas; el procedimiento para pedir dicha excepcionalidad; y, finalmente, las sanciones a las que se enfrenta la empresa por no cumplirla.

"La Ley LISMI habla de la obligación de reservar el 2% de la plantilla para trabajadores con discapacidad, y que dispongan de certificado del 33% de minusvalía como mínimo", afirmaba Fernando Cano. Una Ley que cuenta con la posibilidad de excepcionalidad, por la que las empresas deben demostrar que nos es posible contar con empleados discapacitados. Si consiguen acreditar dicha excepcionalidad, "se establecen diferentes medidas alternativas –añadía Cano-, como son la compra de bienes y servicios a un Centro Especial de Empleo (CEE), por cada empleado no contratado, o la donación o patrocinio a fundaciones o entidades sin ánimo de lucro, que promuevan la integración laboral de personas con discapacidad".

En lo que se refiere a la importancia de su cumplimiento, destacar que las empresas se enfrentan no sólo a la multa económica (la infracción tipificada como grave de 6.250 euros), sino que además, y aún más importante, no podrán firmar ningún tipo de contrato con la Administración, y se perderá automáticamente del derecho a obtener cualquier tipo de ayudas de los programas de empleo.

Para tratar el punto de vista de un Centro Especial de Empleo se ha contado con la presencia de Rodolfo Moreno-Manzanaro, director general de Atentis CEE, un centro cuyos principales objetivos giran en torno a conseguir la integración y el desarrollo laboral y social de las personas con discapacidad. “Combinamos el talento de las personas con discapacidad y el uso de las nuevas tecnologías para la elaboración de regalos, promociones e incentivos para las empresas”, reconocía Moreno-Manzanaro.




Autor: compromiso RSE
Fuente: Acceder a la fuente


FEIV. Fecilitadores de empleo e integración laboral