“Ser diferente es algo común”
FEIV NEPTUNO
FEIV NEPTUNO




Ramón Jáuregui (psoe):
19/11/2012 Ramón Jáuregui, portavoz en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, está convencido de que la discapacidad debe formar parte obligatoriamente del diseño de toda política de Responsabilidad Social de las empresas (RSE)

Ramón Jáuregui, portavoz en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, está convencido de que la discapacidad debe formar parte obligatoriamente del diseño de toda política de Responsabilidad Social de las empresas (RSE), ya que, además de una cuestión de derechos humanos, "es muy rentable en términos de reputación corporativa". 
Junto al medioambiental, el de la discapacidad es el plano de la RSE "más utilizado y mejor compensado en términos de retornos en resultados económicos y en intangibles reputacionales", afirma Jáuregui en una entrevista concedida al boletín semanal 'Cermi.es'.
A su parecer, si todas las empresas del mundo fueran rigurosas en el cumplimiento de los derechos humanos en cada uno de los lugares en los que operan, el planeta "sería mucho mejor de lo que es".
Y es que, el diputado socialista está convencido de que una lectura avanzada de los Convenios internacionales de los Derechos Humanos "es exigible a todos, en todos los lugares del mundo".
"Sobre ese suelo de dignidad humana se edifican los ordenamientos jurídicos nacionales, superándolo en mucho, en los países democráticos y, en particular, en los Estados Sociales de Derecho".
"Naturalmente", prosigue, "la discapacidad y en particular los Derechos de las Personas con Discapacidad, se inscriben en esas Cartas Fundamentales".
Desde ambos puntos de vista, sostiene, la RSE integra la discapacidad, hasta el punto de que puede decirse que "no hay verdadera política de RSE, si en ella no se contempla la discapacidad".
A su entender, la discapacidad debería formar parte obligatoriamente del diseño de toda política de RSE en las empresas. Empezando por el cumplimiento de las leyes y siguiendo por políticas activas de integración laboral de las personas con discapacidad, concreta. 
"En esencia", puntualiza Jaúregui, "cada empresa que diseña política de RSE debería contemplar la discapacidad como un elemento nuclear de sus grupos de interés y tendría que rendir cuentas en sus memorias anuales de sus actividades y de sus progresos en esta materia".
A este respecto, el diputado socialista considera que sí hay empresas que hacen los deberes ya que existen "casos extraordinarios" de firmas donde se avanza en la integración laboral de personas con discapacidad, eso sí, a costa, en algunas ocasiones, de un menor desarrollo de su política de RSE en otros aspectos, que "deja mucho que desear".
Pero también ocurre lo contrario, advierte Jáuregui, es decir, que hay empresas que no han incluido la discapacidad en sus políticas de RSE y empresas (desgraciadamente, la mayoría) que ni hacen RSE, ni piensan en la discapacidad.
"Con todo, soy de los que creen que la larga marcha por la integración laboral y social de las personas con discapacidad, ha experimentado un notable avance a través del impulso de la RSE", afirma. 
Sea como fuere, desde su punto de vista, "hay que hacer visible la discapacidad como una constante de nuestra realidad". Hay que mejorar las normas que estimulan la integración laboral de quienes viven con discapacidad y "hay que seguir haciendo, sin pausa, el trabajo que hace el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, Cermi, además de continuar impulsando la RSE como una herramienta al servicio de esta causa".
Porque, además, insiste el portavoz socialista del Congreso en la Comisión Constitucional, "la discapacidad es una acción muy rentable en términos de reputación corporativa". Junto a los esfuerzos en materia medioambiental, es el plano de la RSE más utilizado y mejor compensado en términos de retornos en resultados económicos y en intangibles reputacionales.




Autor: lainformacion.com
Fuente: Acceder a la fuente